13 febrero 2007

Menos triples, más cabeza

www.amayavaldemoro.com

Es la acción preferida de los tiradores. El tiro más épico, el más lejano. Un triple te ensalza o te destruye. Si entra, puede ayudar a remontar. Si golpea con violencia el aro, puede ser el inicio de una contra del contrario. Culminando una contra, solo tras una asistencia de una compañera en la zona, ante los brazos levantados de la rival. Triples imposibles como el de Albert Oliver (ver vídeo) con el Ricoh Manresa, invalidados como el de Amaya Valdemoro ante Rusia y fallados como el de Andrés Nocioni (ver vídeo) ante España en el Mundial de Japón.

Centrémonos en los fallados. En aquellos partidos en los que los jugadores se empeñan en recortar distancias desde más allá de 6'25. Repaso las estadísticas del UB Barça-Gran Canaria del pasado sábado. El conjunto de Sílvia Font lanzó 27 tiros desde fuera del perímetro y sólo anotó 6. Especialmente obsesionada con esa distancia estuvo Kendra Wecker (2 de 11) -tan genial como cabezona-, aunque Rosi Pérez (2 de 7) y Marta Fernández (1 de 6) tampoco se escondieron.

¿Quién es el culpable?

Me pregunto, os pregunto, ¿tiene algún sentido probar y repetir esa jugada si no entra la pelota? ¿Quién es el culpable el entrenador que no censura esos tiros o el propio jugador que sigue intentando lo mismo? Para mí, es más fallo del técnico.

El deportista puede caer en una lucha por su amor propio, pero debe ser el entrenador quien le exija que hay opciones más factibles, como recibir faltas personales o intentar lanzamientos desde media distancia. El sábado, con mejores selecciones de tiro, la pívot Kelly Schumacher (7/10 en tiros de dos) aún podía haber tenido más protagonismo.

En la final de Copa

Al día siguiente, aún me sorprendí más viendo la final de la Copa del Rey entre el Barça y el Madrid. El conjunto de Joan Plaza también se obsesionó con esa distancia. Y su gran especialista, Louis Bullock, anotó el primer triple de su equipo tras ¡14 intentos! Se quedó en un pobre 1 de 5. Peor lo hizo su compañero Charles Smith, con un horroroso 0 de 7. Para un total de 4 de 30. ¡Lanzó sólo cinco tiros menos desde más allá de 6'25 que por dentro!

"El baloncesto es un deporte muy fácil",
nos comentaba hace unos días Elena Tornikidou. Ni todo son pases sin mirar, ni mates, ni alley-hoops. Menos triples, más cabeza.

1 Comments:

At 16 febrero, 2007 03:13, Blogger Jordi Llambias i Ernest Guerrero said...

Siempre alegra leer un blog de baloncesto, ya que se sale de la gran mayoría que corren por aquí.
Hablando de triples, que grande San Emeterio. 10 de 11!! Simplemente brutal. Lo unica cosa que no entiendemos es porque Pesic le hizo jugar tan poco en los cuartos de final de Copa del Rey ante el DKV. Quizás otro gallo hubiera cantado para los gerundenses.
En fin, sigue asi, seguiremos leyendote.
Jordi i Ernest

 

Publicar un comentario

<< Home